Categorías
Poemas y Sonetos

Traición

Nunca debí confiar en el espejo
ni en la engañosa sombra de la montaña.
Hoy mi amada a partido a Roscommon,
con una valija verde, ajada en los bordes.
No era verdad, entonces, que yo sería feliz
cuando volvieran de su exilio los pájaros.
Fallaron mis augures, cuando veía alegría
en el rostro de ese hombre taciturno, cuando
nos amparábamos del sol bajo el alero gigantesco…
Y corríamos, siempre sudados, con los pies sucios
y mojados.


Esta mañana ella aferraba firmemente su valija
hasta convocar la sangre a sus bellas manos blancas.
Han vuelto ya -creo haberlo dicho -las golondrinas
mas yo no quiero buscar nuevos presagios.

Imagen: zedge.com Samantha80

MAMIROCA

Por admin

📚 Canal de @YouTube para los adictos a la CULTURA 😜
NO compramos #Suscriptores, así que ¡SUSCRÍBETE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *