Categorías
Poemas y Sonetos

Dueña de mi señor

Yo no sé por qué inventas personajes
que presumen de ser más que su autor.
Yo no sé por qué indagas, mi señor
más allá de tu amor y tu coraje.

Pues me gusta cómo eres, un sujeto
tan fundante que imperas en mi alma
y es gobierno que a súbditos ensalma
el que ejerces, virtud de tus decretos.

Sierva soy y te adoro, mas deseo
que te encojas en ti. Ciñe tu espada;
que te obedezco siempre pero sólo
sé amarte cuando a mi altura te veo
y palpita mi ardor bajo la falda.


(Mi señor: viva estoy, ya no me inmolo.)

Imagen: Pinterest

Si te gustó ¡SUSCRÍBETE! Mamiroca – YouTube

Por admin

📚 Canal de @YouTube para los adictos a la CULTURA 😜
NO compramos #Suscriptores, así que ¡SUSCRÍBETE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *