Categorías
Milagros

Minorías

Algunas pueden gustarnos más, otras menos, con algunas estar de acuerdo y a otras repudiarlas, pero las minorías, siempre han existido, existen y existirán.

En este artículo no voy a hacer ningún tipo de juicio, pero sí quiero hacer una reflexión sobre las minorías y las mayorías: ambas tienen el mismo camino, es más, pienso que ambas se necesitan. Tampoco voy a hacer apología de ninguna en particular.

Son las dos caras opuestas de una misma moneda.

Las minorías son grupos de personas que no están de acuerdo con el resto, con las mayorías, por la razón que fuere y están dispuestos a defender sus ideas con distintos grados de intensidad.

Depende básicamente de si tienen un líder dominante, si son simplemente minorías por su condición social, aunque no estén agrupadas de ninguna forma en particular o si las une una defensa extrema de sus ideas en la que “el fin justifica los medios” y que por otro lado, tampoco distinguen demasiado bien quién es el enemigo a batir.

Pero en esencia las minorías hablan de libertad, de no dejarse llevar por la corriente, y en todo caso de las mayorías, que generalmente también tienen un líder que les dice lo que tienen que hacer, qué es lo que está bien y lo que está mal, y cómo tienen que actuar: que ningún individuo se haga preguntas y piense por sí mismo.

El que manda lo hace por ellos.

Hay minorías bien vistas y mal vistas, minorías que atraen simpatías y otras que desencadenan odios acérrimos, unas que van ganando fuerza y otras que van desapareciendo; se van extinguiendo por falta de liderazgo, porque la causa que las motivaba desaparece o también por desencuentros entre sus integrantes.

Sea de la forma que fuere, las minorías son necesarias para mostrarles a las mayorías que hay otras formas de pensar, otras formas de sentir y otras formas de hacer las cosas.

Por eso siempre existirán, porque siempre ha habido personas que no se conforman con lo establecido o que no viven en un “estado de bienestar” y quieren más.

Quieren ir a más o mejorar su situación y pretenden demostrarles a los que acatan las reglas generales que no todo es como se lo muestran, que la vida es de muchas maneras diferentes; me atrevería a decir que hay una vida distinta para cada ser humano y muchas vidas dentro de él.

Recuerdo una película de un gran actor, Edward Norton, American History X, que nos hablaba de lo que significa vivir dentro de una minoría.

El hecho de que nos den todo comido y masticado, listo para su consumo, no es nada saludable.

Siempre hay que hacerse preguntas, cuestionarse las cosas, olvidarse de los caminos transitados por otros, preguntarnos qué interés tiene él o los demás en que nosotros pensemos de determinada manera, y esto lo digo tanto para los que se sienten en minoría como para los que se sienten en mayoría, aunque unos se crean desdichados y los otros privilegiados. Cada uno tiene un poco de cada cosa.

Ni el que lucha por comer a diario ni el que vive en la jaula de oro tiene las veinticuatro horas de felicidad absoluta.

El que más y el que menos tenemos nuestras propias batallas que librar, nuestras crisis y nuestros problemas y casi siempre se ve más verde la hierba en el jardín del vecino.

Por eso, las mayorías también siempre van a estar con nosotros, porque hay gente que sí le gusta más “lo malo conocido que lo bueno por conocer”, que detestan los cambios bruscos, las situaciones confusas o poco claras, que no les interesa arriesgar y que si están bien, ¿para qué van a cambiar?

En síntesis: unos y otros siempre existiremos y sería deseable que llegáramos a una forma de entendimiento, pero todos tendríamos que poner mucho más de nuestra parte, sentirnos mucho más en la piel del otro y empatizar: para eso hay que recorrer un largo camino, que puede ser tan sencillo o tan complicado como lo queramos hacer.

Si te gustó ¡SUSCRÍBETE! Mamiroca – YouTube

Por admin

🐺 Historia, Debate, Libros, Poemas y Humor en @Youtube ¡SUSCRÍBETE, COMENTA Y COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *