Categorías
Milagros

Lo que dice la mayoría

Cuan escandalosamente tenemos incrustado el sello del “qué dirán” en nuestras mentes, que pasa totalmente desapercibido para nosotros.

Alguna vez oí que “el diablo se esconde en los detalles” y efectivamente, cuántas acciones nuestras de cada día, las realizamos como autómatas por lo que puedan pensar los demás o para ganarnos su aprobación.
Padres, familia, hermanos, amigos, conocidos incluso, con mejores o peores intenciones y diferentes objetivos, nos inducen a hacer lo que ellos quieren, si nosotros lo permitimos, claro. Además están los medios de comunicación, los políticos, las religiones, la educación y otras yerbas.

Dicen que si no luchamos por nuestros sueños habrá quien nos haga trabajar para los suyos.

Nunca deberíamos subestimar esto porque es el primer paso de nuestra perdición.
Por el contrario, si tomamos como ejemplo a cualquier persona a la que admiremos, histórica o actual, nos daremos cuenta rápidamente de que en muy pocas ha hecho caso de los demás, más bien ha tenido que soportar en mayor o menor medida una resistencia feroz a sus ideas.

Un amigo me contó una anécdota muy curiosa que ahora les cuento a ustedes: Saben por qué no hace falta poner una tapa cuando vamos a recoger cangrejos y con ello evitar que se escapen? Porque son sus propios congéneres los que se encargan de no dejarlos escapar…

Interesante, ¿no te parece?

Si te gustó ¡SUSCRÍBETE! Mamiroca – YouTube

Por admin

🐺 Historia, Debate, Libros, Poemas y Humor en @Youtube ¡SUSCRÍBETE, COMENTA Y COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *