Categorías
Libros y Personajes

Preguntas y Respuestas

A uno de sus seguidores, que no hacía más que quejarse del cansancio, le preguntó cuán mullidas eran sus palabras. Y a otro, que le propuso hacer ayuno por la paz, le respondió que ella prefería comer para estar fuerte y luchar por ella. 

Protestó el joven que entre los proserpinos era costumbre murmurar poemas para ayudar a otros, por lo cual el ayuno también debía ser apto; pero Livia le dijo que, mientras los poemas alentaban la vida, el ayuno predisponía a la muerte.  

Uno que era artista le pidió que le permitiera pintarla, para que la recordaran en el futuro, y Livia lamentó que el muchacho pensara que la pintura era imprescindible para tal fin. 

Un galán le juró por su honor que la amaría por siempre, y Livia, que lo conocía, se quejó de que pusiera tan poca cosa como prenda. 

Una chica también le juró amor, y Livia le preguntó qué tipo de amor. Y como la muchacha no supiera qué responder, Livia le aconsejó que, antes de ofrecer un regalo, se asegurara de saber bien qué llevaba en el paquete.” 

Imagen: m.cuantarazon.com

MAMIROCA

Por admin

🐺 Historia, Debate, Libros, Poemas y Humor en @Youtube ¡SUSCRÍBETE, COMENTA Y COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *