Categorías
Diario de Uno

El viaje

No tengo miedo, mas mi carne es sólo sus fluidos, lo que queda de una noche blanquísima y oscura. Mi carne sin solidez está, cual gelatina (pero no tengo miedo) la blandura encontrará su lugar, estoy seguro.

Como el agua que la forma toma de aquellos intersticios que recorre así viajaré yo lábil, deforme.

Pero no tengo miedo, estoy ansioso.

Qué he hecho, tan luego, de mi carne dada al placer, como todas, y al martirio… Nadie martiriza los fluidos, nadie martiriza el repugnante el amorfo fluido el resto opaco de un cuerpo que fue un cuerpo y ahora quiere ser fluido en el cuerpo de otro fluir en otro.

Imagen: Katerina, Pinterest

MAMIROCA

Por admin

Escritor y YouTuber 📚 🎬 #MAMIROCA en
@YouTube. NO compramos #Suscriptores, así que ¡SUSCRÍBETE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *