Categorías
Diario de Uno

Celos

Lo que más deseo de ella ya lo tengo
sus palabras, salteadas, no me agotan
su sonrisa, constante, no me hiere…

Celos perdidos, roces muy cuidados,
chismorreo, ya se sabe, de sus cosas,
horas tranquilas entre jornada y jornada;
un sueño cada tanto
de sexo interrumpido por el alba.

En el cuadro de mi alma temblorosa
veo todos los ojos confluir sobre ella
y a su mirada socorrida por sus grandes ojos dulces,
anuente, responder con entusiasmo.

¿Qué debo hacer? No puedo cegarla
ni volver su voz menos meliflua;
ni mucho menos ahogar sus maneras femeninas
en el charco de sangre de mis celos.

¿Qué más puedo pedir? Acaso
una caminata más entre la noche
para que su indiferencia me sosiegue.

MAMIROCA

Por admin

Escritor y YouTuber 📚 🎬 #MAMIROCA en
@YouTube. NO compramos #Suscriptores, así que ¡SUSCRÍBETE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *